Relax en Alibaug

Sábado, 23 de enero

Alibaug es el pueblecito costero al que pertenece la casa donde estamos pasando el fin de semana. Es un lugar en el que se respiran serenidad y tranquilidad. Por el día, sólo se escucha el sonido de los pájaros, y por la noche, el de los insectos y otros animales nocturnos. El clima es excelente: seco (me refiero a que no llueve, pero hay bastante humedad) y caluroso. Me recuerda al del mes de julio en mi querida costa mediterránea.

Tras iniciar el día con el consabido té con galletas, hemos ido a dar un corto paseo por los alrededores. Hemos encontrado una estructura de hierro y cemento, que me ha llamado la atención de inmediato. Pero antes de que me diera tiempo a preguntar, he sido yo la que ha recibido la pregunta de Balaraj: “¿Sabes qué es eso?”. Cuando he contestado que no, me ha dicho con cara de circunstancias que es donde “queman los cuerpos”. Vaya, que es el lugar en donde los que pertenecen a la religión hindú llevan a cabo los rituales relacionados con la muerte y la cremación. Ashita ya me había hablado del tema en otro momento, y por eso sé que, a menos que el fallecido no tenga familiares varones directos, las mujeres no asisten a la cremación.

De vuelta a casa, un bañito. Y nos han servido la fruta que siempre tomamos a media mañana en la piscina. ¡Qué placer!

Hoy hemos tenido muchas visitas, la más destacable la de Sunny. Es el amigo que vino a cenar el jueves de la paella, pero esta vez ha venido solo y he podido estar hablando un buen rato con él. Resulta que es el responsable de marketing de una importante empresa de TI (Tecnologías de la Información). ¡Anda! ¡Como yo no hace ni cinco  años! La multinacional tiene una plantilla de más de 120.000 personas y es una de las compañías más importantes de la India. Ofrecen servicios informáticos a grandes corporaciones, en su mayoría bancos, aseguradoras, operadoras de telecomunicaciones y similares. Y eso no es todo, resulta que es el biznieto de uno de los personajes que vimos fotografiados en la exposición del Albert Khan, el Marajá de Khapurthala. Casualidades de la vida…

Desde que estamos en Alibaug, dormimos la siesta. Tras la de hoy, hemos ido a conocer otra playa de la zona. Otro maravilloso atardecer y otra noche de relax en el “Thakur Resort”.

That’s all.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: